Aplicación para los sistemas de iluminación natural

Salud

Además de los evidentes beneficios, determinados por el abastecimiento de luz natural a los edificios, por la reducción de los gastos energéticos, por el corte de las emisiones de anhídrido carbónico, etc., la iluminación natural también lleva beneficios a nuestra salud. La inclusión de sistemas de iluminación natural dentro de nuevos edificios sanitarios o la adición durante la restructuración no sólo os permitirá ahorrar dinero de los recibos y reducir el CO2, sino que además ofrecerá beneficios de largo plazo a los residentes y al personal que serán más importantes del simple ahorro de dinero de los recibos.

La evidencia de los efectos beneficiosos de la iluminación natural sobre el cuerpo humano está probada y, para la mayoría de las personas, es dada por hecho. Pero, si estáis en un hogar de cuidado o si estáis en una cama de hospital, no tendríais muchas posibilidades de alegraros en la luz del sol. Los efectos dañinos causados por la privación de iluminación natural son bien conocidos pero, aún a menudo no considerados por los proyectistas de construcciones y de esta manera, el personal y los residentes de estos edificios, generalmente, son los primeros que sufren.

La adición de los sistemas como Solarspot® que aportan la iluminación natural en las habitaciones recreativas, en los comedores, en los dormitorios y en los corredores de los hogares de cuidado, de los centros diurnos y de los hospitales pueden aumentar considerablemente la salud y el bienestar sea de los residentes sea del personal; y, además, aportan un ulterior ahorro de dinero para las organizaciones que gestionan estos edificios.